Felices Fiestas

MC_03.png

Advertisements

Congreso Norte censura una pieza de arte

El motivo de la presente es compartir nuestra postura ante lo acontecido entre el 25 y el 28 de septiembre del presente, durante la participación de RI en la víspera del congreso NORTE, donde una pieza fue censurada y destruida. Ante tal hecho, RI se manifiesta desacuerdo e indignación por este tipo de violencia.

Versión en PDF

Tijuana, Baja California a 29 de septiembre del 2017

A la comunidad en general:

Relaciones Inesperadas (RI) es una organización conformada por artistas que desarrollan actividades de  producción, educación, gestión e investigación sobre arte contemporáneo y cuyo centro de operaciones se encuentra afincada en esta ciudad.

En días pasados RI fue invitada por el comité organizador de Congreso Norte -evento organizado por un grupo de alumnos de la Escuela Libre de Arquitectura (ELA)- a realizar una pieza que se presentaría en el marco del congreso.

El motivo de la presente es compartir nuestra postura ante lo acontecido entre el 25 y el 28 de septiembre del presente, durante la participación de RI en la víspera del congreso.

Como parte de las actividades propuestas por RI, se desarrolló un taller a partir del cual los participantes, de manera colectiva, realizaron una intervención en la sede del congreso: el histórico ALOHA Bar, ubicado en la Avenida Revolución, entre las calles Segunda y Tercera, ahora en desuso. Para tal fin, se llevó a cabo el taller “Universo Simbólico Borderizo” el cual propone una metodología cuyo enfoque consiste en la producción de obra a través del desarrollo de ejercicios de análisis y reflexión para la ejecución de acciones que generan una pieza hecha en colectividad. Así pues, una vez echado a andar el taller y en acuerdo colectivo con los inscritos al mismo, se tomó la decisión de trabajar con una  propuesta conceptual basada en la palabra Mito. Posteriormente, se decidió intervenir el espacio retomando los relatos y leyendas urbanas de acontecimientos significativos del ALOHA Bar. Para tal fin, se utilizó pintura en aerosol para escribir frases sobre las paredes, las cuales se obtuvieron como resultado de las reflexiones compartidas durante el taller. Es importante señalar que, durante la planeación del taller y la ejecución del mismo, los organizadores de Congreso Norte no establecieron restricciones, límites o parámetros estéticos con los que debería contar, o con los que debería ser ejecutada dicha intervención.

El día miércoles 27 de septiembre, un día después de haber concluido el taller, el comité organizador convocó a RI a una reunión para notificar su decisión de borrar la intervención, bajo el argumento de que el espacio era prestado y por respeto al dueño no podía haber nada permanente o que dañara el inmueble. Cabe destacar que la intervención no dañaba el inmueble en términos estructurales, debido a que se realizó de forma superficial y no era de carácter permanente.

Ante tal hecho, RI manifestó su desacuerdo ante las formas violentas y unilaterales bajo las cuales se tomó la decisión de borrar la pieza realizada. El desacuerdo e indignación tiene su raíz en que no hubo un espacio al diálogo y que en dicha reunión sólo se informó a los integrantes de RI la decisión de borrar la intervención. Fue así que, ni RI ni los alumnos que participaron en el taller fueron tomados en cuenta para conocer su punto de vista y brindarles el derecho de réplica, el cual resulta fundamental para el esclarecimiento de la controversia suscitada entre las partes.

En RI tomamos esta decisión como un acto de censura y que contradice claramente la filosofía incluyente que el mismo Congreso Norte propuso en su primera edición. La incoherencia de acciones y pensamiento por parte del comité organizador es motivo de inconformidad y agravio. Además constituye una falta de respeto y atropello al trabajo realizado con los estudiantes en el taller a cargo de RI en los días mencionados. Cabe destacar que en los talleres de RI las propuestas nacen de una reflexión profunda y crítica, pero respetuosa e incluyente, sobre las maneras como la sociedad se relaciona estética, ideológica y políticamente con su entorno.

RI lamenta profundamente, que el resultado del taller haya sido señalado despectiva y unilateralmente como un acto vandálico y que además se argumente que se realizó sin el consentimiento del comité organizador. Lo cual contradice la invitación al evento y su logística.

Finalmente, consideramos que la obra fue borrada con una técnica por demás burda, rudimentaria y veladamente agresiva: cinceladas sobre la pared y derramamiento de pintura sobre las diversas intervenciones. Este acto, carente de toda lógica, invalida el argumento por el cual el comité decidió borrar la obra y revela un acto violento contra una expresión artística a manera de censura; además de causar, después de la intervención y a manos propias del comité organizador, un daño permanente a la estructura del espacio, al haber sido esgrafiado con cinceles.

La intervención, tenía la intención de mostrar la reflexión generada en el taller sobre la historia y significado de los espacios, la construcción de un concepto de ciudad en el imaginario colectivo, y sin llevar la intención de provocar, cimbró ideologías estructuralmente cargadas de una mirada criminalizante, abusiva y represora.

Este acto de forma autoritaria pretende definir qué es arte y qué no es. Y va más allá; con base en su propio criterio intenta imponer qué es lo vale y qué no; quién es ciudadano y quién no lo es, quién es ilegal u quién no, quién tiene voz y quién no.

Como organización que favorece la libertad creativa, Relaciones Inesperadas siente indignación ante las decisiones y acciones tomadas por el comité organizador de Congreso Norte. RI exige una disculpa pública por parte de Congreso Norte por el daño causado al ejercicio libre del arte.

Relaciones Inesperadas desea establecer espacios de diálogo que permitan reflexionar sobre las visiones y posturas que se han construido sobre el arte, la ciudad y la vida.

Atentamente

Relaciones Inesperadas

 

01

Primera sesión del taller Universo Simbólico Borderizo en la Escuela Libre de Arquitectura.

 

02

Proceso conceptual de la intervención.

 

0304

Proceso conceptual de la intervención.

 

05

 

06Bocetando sobre pared.

 

0708

Pieza en proceso.

 

09

Intervención de los participantes del taller Universo Simbólico Borderizo en Congreso Norte.

 

——-

Imágenes de la forma en que el Comité organizador de Congreso Norte censuró la intervención

10

Cinceladas y pintura derramada sobre la invención

 

11

Cinceladas y pintura derramada sobre la invención

 

12

Cinceladas y pintura derramada sobre la invención

 

13

Cinceladas y pintura derramada sobre la invención

 

14

Cinceladas y pintura derramada sobre la invención

 

15

Cinceladas y pintura derramada sobre la invención

Líneas fronterizas: Taller narración fotográfica

Durante Octubre de 2017 Laura Fiorio estará en Tijuana en una residencia de investigación artística que Relaciones Inesperadas y el Instituto Goethe ofrecen este otoño.

Como parte de sus actividades desarrollará un curso Líneas fronterizas: Taller narración fotográfica.

El taller invita a construir proyectos fotográficos generados a partir de la discusión del significado de Frontera como una línea de división entre realidades, una línea geopolítica, arbitraria, que influye en la cotidianidad y experiencia de vida fronteriza de lxs participantes.

Lxs participantes, junto con Laura Fiorio investigarán cómo la frontera en tanto división arbitraria y artificial, afecta la realidad de las personas y su manera de concebir el espacio.

La artista presentará su método de trabajo fotográfico y junto con lxs participantes creará una narración en imágenes sobre el espacio fronterizo en Tijuana.

Los proyectos pueden ser individuales o colectivos y se alimentarán a partir de una investigación desarrollada desde la experiencia de lxs participantes y de confrontar investigaciones de expertos locales que se han especializado en el estudio de la frontera desde diferentes ámbitos: urbano, social, iconográfico, político, etc.

Los resultados del taller se presentarán en una exposición colectiva. 

WKs_LF_FPV02-01.png

Estamos celebrando

Estamos celebrando 5 años de Relaciones Inesperadas. En este tiempo hemos comprobado que “todo puede ser arte, pero no todo es arte”, constantemente estamos conociendo a cientos de personas entre visitantes, facilitadorxs, participantes, residentes y amigxs de amigxs que han ayudado a formar este proyecto. Aún estamos aprendiendo y definiendo el proyecto, pero eso será una constante, ya que nuestra personalidad es fluida.

Celebramos que en estos 5 cortos años nuestras actividades han logrado impactar en el devenir de Tijuana/San Diego, en el arte contemporáneo y sobre todo en artistas que han aprovechado la invitación de esta plataforma para su formación y profesionalización, lo que nos inyecta siempre energía para seguir por muchos más años.

Let’s the ready to rumble!!!!

cropped-mp.jpg

IMG_3991

unnamed4

cropped-11241227_545186102287341_4771737284257816583_n.jpg

La segunda piel o el doble tatuaje

IMG_3991Visité RI SPACE, el espacio de exposiciones de Relaciones Inesperadas en la inauguración de su primera expo “ESTO QUE OCURRE” la cual que me dejó con intenciones de volver a verla; quizá un poco más temprano y con más calma.

El espacio es un cuarto, con muros y piso liso. Hasta aquí, nada nuevo para un espacio de exposiciones; sin embargo, el detalle que más me gustó fue el tamaño: un desafiante project room, un espacio que, por sus pequeñas dimensiones, propicia no solo retos museográficos, sino también un giro expositivo hacia propuestas conceptuales más arriesgadas que únicamente presentar una serie o proyecto previamente producido y ver cómo se le hace para que todo luzca y la experiencia sea la adecuada.

IMG_3980.jpg

El título de este texto alude a un concepto que recordé mientras veía “ESTO QUE OCURRE” en este espacio. Lo que me tocó ver fue el trabajo de Andrew Roberts y Francisco Eme, el primero un joven artista de Tijuana y el Segundo un artista del centro de México afincado en San Diego. El tema aparente de lo que ví: la frontera, el tema implícito: la segunda piel. ¿A qué me refiero cuando hablo de una segunda piel? A una condición inevitable del cuerpo transfronterizo, una condición donde, citando a Rafael Lozano Hemmer, “la frontera ya no es algo necesario, sino algo inevitable”.

Tanto una propuesta como en la otra, ambos artistas abordan el concepto de la segunda piel (o el doble tatuaje) para referirse a las múltiples implicaciones de tener una segunda piel, una segunda nacionalidad, un segundo idioma, una segunda moneda. En síntesis, un segundo cuerpo que habitamos y que, paralelamente, nos habita.

RI (7).jpg

¿Cómo arrancarnos esta segunda piel? No podríamos salir intactos de este ejercicio de automutilación. Necesariamente acabariamos despellejados; aún así, nos queda una salida: disecar nuestro cuerpo y con ello disecar todas las prácticas culturales asociadas a él.

Las obras presentadas por Francisco Eme aluden a las implicaciones lingüísticas de la segunda piel. ¿Qué gestos, palabras e ideas se construyen en medio de estos dos cuerpos que habitamos; cuáles son los límites de lo representable a través de estas palabras que siempre se encuentran en tránsito (pienso en palabras como liquear, parquear, raite, etc).

IMG_3925.jpg

Por otro lado, Andrew Roberts habla de las implicaciones legales, políticas y estéticas de la segunda piel. ¿Qué lugar se le reserva a un artista en una sociedad emergente antiinmigrantes?, ¿cuáles serán los nuevos mecanismos de control para vigilar las prácticas del cuerpo fronterizo?, ¿será que hemos llegado al punto donde alguien puede infiltrarse hasta el tejido de la piel?

Después de ver “ESTO QUE OCURRE”, concluí que el tema central no es la frontera, ni las marcas que ella nos ha dejado. Pienso que el verdadero tema de RI SPACE, un espacio dedicado al arte fronterizo es es este nuevo tatuaje que está trazando en nuestros cuerpos. ¿Qué nuevas cicatrices nos dejará el surgimiento de una posible epidemia antiinmigrante?

Texto

Jorge Luis Osiris

 

Revisión de Texto

Textoservidores

 

Fotografía:

Dagoberto Martínez

Christian Vargas

 

 

¿Has visto a Rosa Hernández?

Rosa Hernández es un acto de performance realizado por la artista Claudia Cano a la par que su cuerpo e identidad se establecen en San Diego, California.

La anécdota que a veces ella olvida contar es que cuando paseaba a su hija por parques públicos y centros comerciales de San Diego. Otras mujeres y otros cuerpos daban por sentado que su hija era la hija de otra mujer, pues su tono de piel más blanco y su cabello rubio en contraste la piel morena y el cabello castaño de Claudia solo podían significar que ella estaba trabajando. Es una suposición normalizada, pues las mujeres con este fenotipo se dedican a cuidar niños en San Diego.

San Diego Art Fair 2014

Así, Claudia Cano con un antecedente significativo en la fotografía, comenzó a cuestionar su cuerpo, su nuevo territorio y sobre todo la invisibilización.

 

Claudia ha sido cuidadosa al evitar que Rosa Hernández se convierta en un personaje, ciertas partes del perfil son inexistentes para evitar la actuación y sobre todo la caricatura que amenaza constantemente su proyecto; pues referencias mediáticas que hacen referencia a las cleaning ladies hay muchas. Cabe destacar que Rosa viste un uniforme de limpieza el cual era usado por la servidumbre en las casas del sur de Estados Unidos y el sur de México.

Rosa como performance se invisibiliza en todo momento, no se anuncia su presencia y este inicia mientras la galería o espacio tiene su programa regular. Claudia, permite que Rosa trabaje literalmente limpiando el espacio museístico o de galería con la complicidad consciente de un contacto de la institución y muchas veces las de sus hijos que son quien documentan el acto performático.

Los participantes al evento pocas veces atienden o entienden que están participando inconscientemente de un performance, simplemente lo ignoran educadamente, lo invisibilizan o lo padecen, como ha ocurrido en algunos casos en que algunos han presentado quejas porque haya una persona limpiando durante el evento.

Rosa Henrandez en Oceanside Pier 2014.jpg

El proyecto no ha derivado en un proyecto de activismo, sino que ha permanecido más como una experiencia estética que habla de invisibilidad, valor e institucionalidad.

Comprendido en las demarcaciones de un espacio de arte, el objeto es más proclive a convertirse en arte, pieza de arte o artefacto para brindar una experiencia estética sobre el cuerpo humano vivo; en este sentido, el cuerpo de Rosa es invisibilizado con la facilidad con que un objeto, como unos lentes tirados en una galería pueden ser elevados a la calidad de arte. Esto obviamente habla del valor que un espacio institucional derrama sobre objetos y sujetos, mientras que los objetos pueden ser elevados, revalorados y visibilizados, los sujetos pueden ser ignorados e invisibilizados; aun cuando sean sujetos del tema que se expone en varios de los proyectos de arte presentes.

 

Texto

Abraham Ávila.

 

Fotografías cortesía del artista Claudia Cano

1.- Rosa Henrandez en Oceanside Pier 2014

2.- San Diego Art Fair 2014

 

Revisión de Texto

Textoservidores

El museo para qué

“El museo, al ser una institución es también un sistema de coerción, y esto se ve por ejemplo en la programación de los mismos, los contenidos del museo se resuelven casi de manera unilateral y muchas veces siguen privilegiando lo estético y hablándole a una comunidad muy cerrada” –  Violeta Horcasitas

Museo-Heriberto-Yepez-Relaciones-Inesperadas.png

Entrevista a Violeta Horcasitas por parte de Relaciones Inesperadas

Violeta es Fundadora de Satélite, una iniciativa curatorial de arte contemporáneo que reflexiona y problematiza sobre el museo como institución.

RI – ¿Qué es un museo?

VH – Hablando de una institución. Un museo es el lugar que preserva, exhibe, colecciona y por ende, legitima la producción artística y que por esto último, me parece un lugar problemático, pero muy interesante. Por un lado, podríamos decir que el museo ha cambiado mucho desde su constitución, ha incluido nuevas tecnologías para acercar sus contenidos a públicos más amplios, procesos de mediación en sus programas curatoriales y públicos, y ha desdibujado en cierta medida los límites entre el arte y lo social, dando cabida a proyectos de largo aliento que basan sus resultados en el trabajo que llevan a cabo con comunidades diversas.

museo-relaciones-inesperadas-violeta-horcasillas-tijuana.jpeg

RI – ¿Por qué cuestionar al museo?

VH – Porque a pesar de todo lo anterior el museo ha cambiado poco en el sentido de que sigue resolviendo las exhibiciones de manera muy similar a como lo hacían cuando fueron creados: el público accede y es “educado”. Se ha trabajado mucho ya en este tema de cómo lograr integrar a los públicos con el arte, pero hay que tener en mente que el museo al ser una institución es también un sistema de coerción, y esto se ve por ejemplo en la programación de los mismos. Los contenidos del museo se resuelven casi de manera unilateral y muchas veces siguen privilegiando lo estético y hablándole a una comunidad muy cerrada. Me parece que en este momento de la historia, un museo no sólo debe preservar la producción artística y conservarla, si no sobre todo impulsarla y cuestionarla; debe ser un generador activo de preguntas y posibles respuestas ante la realidad cotidiana, pero una “de verdad”, y hago hincapié en esto, porque muchas veces nos acercamos a la historia de una manera enciclopédica, y no como un mecanismo de cambio en la misma.

Tocani-museo-relaciones-inesperadas-arte-tijuana.jpeg
RI – ¿Ocupar (occupy) para qué?
VH – Como te comentaba hace unos momentos, los museos realizan sus agendas, siguiendo en el mejor de los casos una línea curatorial, si es que la tienen. Hay museos que crean puentes entre la modernidad y lo contemporáneo, otros dedican sus esfuerzos a temas que atañen a su comunidad cercana, otros se enfocan más en la experimentación, etc., pero pocas veces hay lugar para el diálogo que en algún punto logre afectar los contenidos de estos espacios. Se podrá taguear (sic) en fotografías de Instagram, llenar papeletas de un buzón de sugerencias o acudir a las mesas de diálogo que presentan los recintos; sin embargo, creo que en general hay poco espacio para que los públicos utilicen los museos como lugares personales y propios. Me gusta entender lo que hacemos en Satélite como un momento donde el museo se convierte en el público dentro su propio espacio.

museo-relaciones-inesperadas-violeta-horcasillas-tijuana-proyectos.jpeg

RI – ¿Quiénes son los más interesados en este tipo de proyectos?

VH – Hasta ahora los interesados y quienes han participado, ya sea como colaboradores o público, han sido personas que en su mayoría trabajan o están relacionadas con el arte. Dentro del proyecto he comenzado a invitar a gente que trabaja desde otras disciplinas y que pueda hacer mucho más rica la discusión, el debate y las propuestas. Satélite busca esos pequeños resquicios poco visibles para hacer un zoom en ellos, pero también es un invitación a que como público tomemos los espacios, se generen colaboraciones y el diálogo nos deje de parecer estéril y ajeno. Ojalá.

museo-relaciones-inesperadas-violeta-horcasillas-tijuana-ppac.jpeg

Si quieres saber más del trabajo de Violeta ve a la página de Satélite

Las fotografías que aparecen son de los proyectos:

Tocani

Mexiconceptual

El gran camino es llano pero la gente ama los senderos

En Relaciones Inesperadas estamos interesados en discutir el concepto de museo o espacio museístico, puesto que este año tendremos nuestro espacio de exhibición y muestra de proyectos. Esperen más noticias o pregunten en:

info@relacionesinesperadas.com

+52 1 664 6801626

————————

Redacción

Relaciones Inesperadas

La corrección fue realizada por:

14976835_1133162423472035_6448258651157163619_o


La imagen de portada es propiedad de la Revista Código.